lunes, 4 de junio de 2018

Para el nuevo Gobierno


No sé lo que hará ahora el PSOE, pero por mucho que meta la pata (que la meterá) ni punto de comparación con lo que nos ha hecho pasar el PP.
¿Qué espero?

Pues derogación absoluta de la ley mordaza; pacto por la educación para conseguir una ley que esté más allá de los intereses partidistas de unos y de otros; ajuste de una nueva ley sobre el proyecto "Seguir Creando" que garantice que se pueda seguir realizando actividades culturales después de la jubilación (incluso actividades no culturales pero sí buenas para la colectividad); preparar legislación para evitar amnistías fiscales; conseguir que se devuelvan todos los dineros acumulados fraudulentamente, vía monetaria o patrimonial; cambios profundos en la Ley Electoral; evitar los privilegios de los políticos en cuanto a jubilaciones y otras prebendas que son agravio comparativo, eliminar todo tipo de rescates como los bancarios, de autopistas, de plataformas marinas, etc. planteamientos dialogados y serios para ir a varios cambios en la Constitución (relacionados con las elecciones y sus procesos, con la solidaridad e igualdad entre las distintas zonas de España, que se puedan establecer referendos de lo que sea pero aplicando porcentajes para su aprobación, por ejemplo 75% de síes para la independencia de una zona (dentro de la misma) o la mitad más uno si vota toda la nación que sería lo más conveniente por lo menos como consulta previa a cualquier otra; ajuste del sistema monárquico, bien para que sea monarquía electiva y para que se acabe la preferencia de varones sobre hembras, que es una antigualla; mejor incluso que se someta a votación el sistema monarquía o república).
Enfocar todo el sistema para una república federal (no me importaría que fuésemos la primera MEF, "Monarquía Electiva Federal", del mundo; establecer que los bienes más imprescindibles no puedan ser privatizados (energía, educación, sanidad, etc.) y entren en el ámbito estatal con preferencia al ámbito comunitario o local; acabar definitivamente con las puertas giratorias a los políticos (deberán volver a sus trabajos ordinarios si los tenían, y si no, al paro y a buscarse los garbanzos), con las devoluciones del dinero robado, la retención de rescates y el mejor reparto tributario se podrá conseguir que no haya problemas con las pensiones y otros similares; ni que decir tiene que hay que ajustar, racionalizar y dotar efectivamente las leyes de violencia de género, de memoria histórica, de herencias, etc...
Se me ocurrirían más, pero con esto ya tienen trabajo de sobra.
Si veo movimientos en estos sentidos, aunque tarden en llevarse a cabo, tendrán mi aprobación y mi voto; si no, no.
Se me olvidaba algo importante: Llevar a investigación y juicio si procediera, a aquellos cuya línea de ingresos no se corresponda con su patrimonio (esto existe ya en otros países) y, de paso, inhabilitar a cualquier político o cargo público al que se le coja en mentira o contradicción grave entre lo dicho una vez y lo dicho otra.
Claro que había que establecer nuevos sistemas para la elección de todos los órganos judiciales y fiscales para que en absoluto se deban al gobierno y elevar, en lo posible las fronteras que puedan indicar prevaricación.

(Enrique Gracia Trinidad)

sábado, 3 de marzo de 2018


Texto de julio de 2009, pero, tal vez, se puede repetir hoy actualizando algunas cifras.

“Recibí hace poco este correo electrónico.
No sé si todos sus términos son ciertos pero, desde luego, no se separarán mucho de la realidad y en cualquier caso tienen...su miga.
Es un escrito dirigido a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; aunque también podría dirigirse a muchos políticos porque, desde una u otra posición, la desvergüenza en el tema sueldos y otras historias se les sale a casi todos los políticos por las orejas.
Por cierto, a tales indecencias, puede añadir cada uno unas cuantas que conozca y al final, entre todos haríamos la Enciclopedia de la Indecencia Nacional... ¡Iba a ser muy interesante y sobre todo voluminosa!
Lo siento, amigos defensores de los políticos decentes. Algunos hay, claro que sí, pero no me explico cómo no dimiten cuando se enteran de las cosas que se enteran ¿o es que no se enteran?”
(EGT)


SÍ, ES INDECENTE

Ha dicho la Presidenta de la Comunidad de Madrid que es indecente que mientras la inflación es -1%, los funcionarios además de tener plaza fija, tengan una subida salarial del 5% (gran mentira por cierto), Objetivo: congelarles el sueldo.
Me gustaría transmitirle a esta Sra. lo que considero indecente:

Indecente es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado 3.996 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a 6.500 €/mes.

Indecente es que un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

Indecente es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad, por supuesto y al inicio de la legislatura).

Indecente es comparar la jubilación de un diputado y el de una viuda.

Indecente, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste con siete y los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima solo necesiten jurar el cargo.

Indecente es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

Indecente es colocar en la administración miles de asesores, amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.

Indecente es el millonario gasto en mediocres TV autonómicas creadas al servicio de la pervivencia en el trono de políticos más mediocres.

Indecente es el ingente dinero destinado a sostener los partidos aprobado por los mismos políticos que viven de ellos.

Indecente es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural).

Indecente es el coste que representan a los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes siempre en gran clase y tarjetas de crédito por doquier.

Indecente es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

Indecente es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses.

Indecente es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.

Indecente es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios solo representan un coste para el bolsillo de los ciudadanos.

Indecente es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven, mientras hablan de política social y derechos sociales.

¿Quién es indecente?

José Miguel Gómez Villanueva D.N.I. 13.711.989-X María Angeles Buenaposada Cano 13756988K

PD. Para saber más: http://www.esperanzaaguirre.net/

NOTA DE EGT: Las firmas que aparecen son las que venían en el correo, igual que el enlace a la página web que también figuraba en el mismo.

viernes, 22 de diciembre de 2017

LEY D'HONDT, SISTEMA ELECTORAL Y LA MADRE QUE NOS PARIÓ

¿Para qué hablaré yo de política si soy un ignorante?  Prometo no extenderme y, cuando termine estas notas, seguiré dedicándome a lo mío, que al parecer es la poesía y poco más.

Antes de retirarme, al menos una temporada, tengo que decir que nuestras recientes elecciones han vuelto a dejarme atufado. Mucha "fiesta de la democracia" y mucha pamplina, pero el sistema apesta. 
Se haga por los motivos que se haga, el sistema electoral español es injusto hasta decir basta.
Por la Ley D'Hont y por el reparto según la población de las distintas provincias, el número de votos para obtener un diputado es absurdamente diferente. Hay miles, millones de votantes cuyo voto ha servido de muy poco e incluso para nada.
Mientras los dos partidos mayoritarios (PP y PSOE) tienen un diputado por cada 60.000 votos aproximadamente, a Podemos ya le hacen falta más de 73.000, y a C's más de 85.000.
Uno de los colmos es que UP-IU con casi un millón de votos no ha tenido más que 2 diputados (más de 461.000 le cuesta cada escaño) mientras que con sólo 600.000 votos ERC mete al Congreso 9 diputados.
Sangrante es que los casi 150.000 votos de UPyD se vayan a la basura, como los más de 200.000 del Pacma, mientras que los 300.000 de PNV le dan 6 diputados. 
Como he dicho, con independencia de los motivos, para mí cuestionables, estas diferencias sólo sirven para que los habitantes de un pueblo de Guipúzcoa, los de Guadalajara o los de Madrid no sean iguales y su voto sea radicalmente diferente. Y eso tiene de democrático lo que yo de astronauta.

¿No tenemos un Senado, previsto como cámara de representación territorial? ¿Por qué no se soluciona por ahí el asunto? Pero no, claro, ni se elimina ni sirve para otra cosa que para alojar defenestrados y como corrector de pruebas, carísimo por cierto.

Ahora que vengan los expertos cocineros de la política a echarme en cara mi ignorancia y mi ingenuidad y a darme explicaciones de lo que quieran. Me da igual porque, como he dicho, me vuelvo a la poesía que parece que es lo mío, aunque vete a saber.

Enrique Gracia Trinidad

P.D.: Tanto avance tecnológico y estamos utilizando un "invento" belga de Victor D'Hondt de 1878.
(JFBenedí)