Me muevo entre el aire, el mar y la tierra.
Con cada uno vivo y siento, y de cada uno aprendo.
La tierra, mansa, tranquila y amable.
El mar para las pasiones.
El aire para soñar.
Seguramente, no haga falta nada más.

Comentarios

Publicar un comentario