LAS REDES SOCIALES

El señor Ministro del Interior no parece ser muy entusiasta de "esto" de las Redes Sociales (Twitter, Facebook, WhatsApp, Blogs, etc. No puede "controlar" lo que se escribe o se dice en ellas. Y eso, parece dolerle mucho. Creo que le gustaría que a algunos les creciesen cuernos y rabo. Lo digo para facilitarles la identificación de los "enemigos de la democracia". No le gusta que la gente critique, que haga fotos, que grabe, que hable, que se manifieste. Y hasta la emprenden con los periodistas y fotógrafos que cubren algunas noticias. Y eso que son derechos constitucionales.
Pretende dar a "esto de las Redes" tintes de algo malo, oscuro e indeseable para una democracia sana...para ellos. Habla de Internet, de redes sociales igual que habla de terrorismo. O sea, mezcla churras con merinas. Aquello de dí, que algo queda.
Sabemos manipular (ya están en campaña): violentos, radicales, anti-sistema, Podemos, Irán, Universidad, fútbol, oposición, ERE's, Gürtel, Púnica, Madrid Arena, PP, Tania, IU, comunistas, UPyD, Matas, infanta, Bárcenas, Blesa, tarjetas black, PAH, escraches, PSOE, Nicolasín, Aguirre... ¡Uf!, menudo cocido...
Pero, dí, que algo queda Pero sí que le parece muy democrático que se puedan efectuar escuchas telefónicas sin mandato judicial, "perseguir" y sancionar contenidos en la red, limitar las manifestaciones, imponer sanciones desproporcionadas, retenciones preventivas, y un largo etcétera. En resumen, un bestial recorte de derechos fundamentales y un sinfín de inconcreciones que dejan al arbitrio de los CCyFFSE las puertas abiertas para considerar delitos cosas como llevar un palito con una hoja de papel y algo escrito -el palito lo pueden considerar como un arma y la hoja también corta-.
Hay algo que se llama "estado de excepción" y, cuando oigo al señor Ministro hablar de su Ley, la que llamamos Ley Mordaza, no sé por qué razón, recuerdo aquello de "estado de excepción" y otros tiempos pasados, muy pasados, muy oscuros y de lamentable recuerdo.
¡Lástima que el señor Ministro no vele por la libertad de expresión de los ciudadanos..., aunque no le guste!

Comentarios